Ecología

CONCIENCIA TROMEN


Desde Tromen Salamandras pretendemos incorporar un nuevo concepto a la necesidad de calefacción, la ecología y el cuidado del medio ambiente es un problema instaurado en el mundo pero no en la mente de todos. Al ofrecer un producto eficiente y de bajo consumo queremos ayudar a crear esa conciencia, para nosotros “Conciencia Tromen”.

Nuestros calefactores generan una autonomía mayor que el resto de los equipos de calefacción a leña, por lo que el consumo es menor (aproximadamente un 40%), así al tener un menor consumo la quema de leña es menor y la demanda de esta baja, con lo que disminuiría la tala de árboles. Con nuestro sistema buscamos optimizar el consumo y obtener mayores beneficios, tanto de la leña cómo del medio ambiente. Con la efectividad del sistema no solo se reduce el consumo de leña, sino que también se reduce la emisión de gases al ambiente.

PREGUNTAS FRECUENTES


¿Cuánto menos puede consumir un calefactor Tromen con respecto al resto?
Gracias a su sistema de doble combustión, en donde la leña se quema dos veces, se logra reducir el consumo de la misma en un 40%, permitiendo en cierta forma regular la tala indiscriminada.

Además del consumo, utilizar los calefactores Tromen ¿tiene otros beneficios ecológicos?
Al quemar y aprovechar casi el 100% de la leña, con el sistema de doble combustión, se logran liberar menos gases combustibles y partículas sólidas al ambiente, lo que ayuda a reducir la polución ambiental y la posibilidad de incendios. En países donde la polución ya es un problema grave, como en Chile, este es el único sistema de calefacción a leña permitido.

¿El tipo de leña que se utiliza, es importante?
El combustible que usan los calefactores Tromen es la leña. La leña como fuente de energía es de tipo renovable, a diferencia del gas, por ejemplo. El término renovable significa que a pesar de utilizarla y quemarla se puede seguir generando, por simple acción de la naturaleza o por acción del hombre.
Es importante diferenciar dos tipos de leñas, mejor dicho dos grupos. Los provenientes de bosques nativos, como quebracho o algarrobo, y los plantados por el hombre, por ejemplo eucaliptos, pino, etc. Si bien no existe mucha diferencia en la potencia calórica que brindan ambos tipos de leña sí es importante la elección en su uso, ya que aproximadamente la renovación natural de un bosque nativo oscila entre los 100 y los 150 años y la renovación de un bosque forestado es de 15 a 20 años. Este tiempo de “cosecha” también repercute en la generación de oxígeno y compensación de los gases que se queman en la combustión.
La leña que se encuentra comúnmente en el mercado proviene de la tala de árboles de ahí la importancia de consumirla con conciencia.

La Conciencia Tromen se encuentra no sólo en el sistema de nuestros calefactores, está inmersa en la mentalidad de todos los que forman parte de esta empresa, de esta familia. Tratando de optimizar el uso de todo tipo de recursos y reciclando todo lo que se pueda, tanto en fábrica cómo en las oficinas. Ya desde nuestro embalaje se propone ecología y reciclaje. La mayoría de nuestro embalaje proviene de cartón reciclado, y nuestra propuesta es que ese embalaje se puede reutilizar o quemarse en el mismo calefactor cómo combustible. Nuestros embalajes son totalmente reciclables, nacen reciclados y terminan reciclándose.

Tromen forma parte de esta concientización internacional. Sumate junto a nosotros!